La participación segura en una partida de paintball exige seguimiento de unas reglas de seguridad adecuadas. Cuando éstas se siguen, el paintball es extremadamente seguro, con una tasa de heridas de sólo 0,2 por cada 1.000 partidas. La probabilidad de resultar herido en otros deportes de equipo populares es mucho mayor, por ejemplo, unas 12 veces más altas para el fútbol. También se dice que el paintball es más seguro incluso que el golf y los bolos en términos de heridas por jugador. Pero para que esto se cumpla se deben tener en cuenta lo siguiente:

Uso de la Máscara
La regla de seguridad más importante del paintball es que todos los jugadores deben llevar una máscara protectora, en todo momento dentro del campo y durante el juego, normalmente de plástico que cubre toda la cara y se curva sobre las orejas. Las máscaras de paintball se diseñan especialmente para este deporte y son capaces de soportar el impacto directo de una bola de pintura a 90 m/s.

Velocidad de las bolas de pintura
Las marcadoras no deben disparar bolas de pintura por encima de 300 fps (90 m/s). Muchas instalaciones comerciales de paintball exigen una velocidad menor, normalmente de unos 65 - 80 m/s (280 - 290 fps), para tener así un margen de seguridad extra. En el caso de nuestro campo la velocidad es constantemente controlada y regulada para el tipo de participante. No es recomendable dispararse a distancias cortas (menor de 3 a 5mts.), por que los impactos pueden ser dolorosos, lo que debe evitarse en lo posible. En este caso, se exigen que un jugador a cierta distancia de un oponente que no le haya visto, le debe pedir a éste que se rinda.

Marcadoras
Todos los jugadores deben usar algún tipo de dispositivo de bloqueo del cañón en sus marcadoras cuando no están participando activamente en una partida.
En el caso de nuestro campo las marcadoras no salen del área de juego, así se redobla la seguridad, evitando la posibilidad de algún accidente involuntario en el área segura.